Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha




 

Dirección
Teniente Figueroa, 14 - 19001 Guadalajara
Tlf:949247560 - Fax:949216147
coacmgu@coacmgu.org




Junta Directiva Demarcación de Guadalajara

 
Presidente:
D. José Antonio Herce Inés
 
  Secretario: Dª Patricia García Caballero
 
  Tesorero: Dª Elena Guijarro Pérez  
  Vocal 1: D. Ángel Luis Lorenzo Medel  
  Vocal 2: D. Santiago Escudier Grande  
  Vocal 3: Dª Beatriz González López  



Sede Demarcación de Guadalajara



Arquitectos. Andrés García Bodega - Jorge Mato Huelves

Conscientes de que toda intervención en el patrimonio arquitectónico debe de abordarse desde los presupuestos culturales de la época en que se interviene, sin olvidar que, en las valoraciones e interpretaciones necesarias para definir el problema en cada caso, la propia hermeneútica está condicionada por el presente histórico, se plantea una actuación considerando la edificación existente como un dato más de la partida. Elementos persistentes, programa de usos, tecnología posible, se ordenan de acuerdo a una idea que busca su propia expresión formal.

El nivel urbano debe de ser el primero que permita percibir con claridad la intención de una respuesta que pretende conjugar permanencia y actualización para alumbrar un nuevo objeto arquitectónico, dinámico y dialogante con su entorno.

Desde el análisis capaz de aproximar, suficientemente, el mensaje que desde la radicalidad del planteamiento original ha podido cristalizar en una obra construida, se intenta conseguir una imagen visual resultante de la nueva valoración de las proporciones volumétricas, de enfatizar la relación vano-macizo como factor clave de la composición. Se aprovechan las texturas de los planos envolventes para acentuar la tensión del espacio contenido. Desde este criterio se propone sustituir la cubierta de la teja árabe por una chapa de cobre de menor presencia tridimensional.

A la compresión del espacio arquitectónico existente desde el proceso crítico general, se superpone como demanda una visión más orgánica del mismo. La planta libre no es suficiente para garantizar la máxima flexibilidad. Es necesario que el espacio pueda fluir horizontal y verticalmente. Los cerramientos exteriores son límite en este caso, pero los demás planos interiores se mueven hasta conseguir que el mismo espacio, sin perder su unicidad, se distribuya entre niveles diferentes. Los elementos estructurales, ejes, centros de simetría se materializan y se perciben interior y exteriormente. El altillo de la cubierta es ahora posibilidad de que la luz se convierta en eje central de simetría y la nueva composición de la fachada posterior pasa a ser un elemento decisivo en la definición del espacio interior al mismo tiempo que restituye en ella la simetría correspondiente de la fachada principal.